Una sonrisa en un niño siempre es la mayor alegría para reírse

Una sonrisa en un niño siempre es la mayor alegría para reírse

La infancia debe reflejar felicidad, inocencia y bondad, los juegos y las risas en la niñez son interminables, la sonrisa en un niño, es el mejor regalo que nos pueden otorgar, un niño feliz y sonriente refleja su estado de ánimo, cuando ríen su cara se transforma y muestra alegría, ayudando a su salud física y emocional, sin embargo, mientras crecen tienden a reír menos, los niños son imitadores de los padres y las personas de su entorno por esta razón es importante mantener un buen estado de ánimo para transmitirle a los niños la importancia de la risa que radica en transformar pensamientos negativos en positivos, además de generar hormonas cerebrales como las endorfinas.

Al sonreír se activan nervios sensitivos, además que se mantienen conductas de alegrías y buen humor, por lo que la imagen que proyectamos al exterior es de una persona agradable y con quien provocar compartir, la risa moviliza una gran cantidad de músculos, además que ayuda a estar en buena forma mental y física, ayuda a potenciar el sistema inmunológico reduciendo el riesgo de infección, gozar de la posibilidad de ver reír a un niño es el regalo de luz, magia y amor que puede recibir un adulto, una sonrisa en un niño, refleja que ese niño está en un hogar estable, que le aporta seguridad, es importante que los padres compartan con sus hijos e interactúen y disfruten de ellos en su niñez.

Que los niños se desarrollen y crezcan en un ambiente emocional sano, es importante ayudarlos a su crecimiento emocional, en la infancia es donde se aprende los valores, destrezas y habilidades que determinara la capacidad de desarrollarse como un adulto integro y emocionalmente estable, y aunque en la actualidad el trabajo no te permita dedicarle suficiente tiempo para compartir con tus niños, saca un espacio y comparte con ellos, disfruta de esos momentos especiales y comparte la alegría de revivir momentos de tu infancia con ellos, como los mejores disfraces de niños que encontrareis en alguna tienda online de disfraces en internet.

Al alimentar el amor en los niños se disipan las inseguridades y los miedos, darles muestras de cariño elevan su autoestima, ayudándolos a construir una personalidad única e inteligente, además que fomenta su confianza creciendo en ellos el optimismo y el entusiasmo, de esta forma se fomenta el respeto y la empatía hacia otros, el temperamento de un niño refleja las bases de su entorno familiar, si un niño se sobreprotege será un adulto tímido y ansioso, de la educación emocional que le impartamos a los niños dependerá su formación como adulto.

Dentro de ese proceso de construcción de la personalidad de nuestros hijos, es importante mantener una sonrisa en un niño, ya que un niño con una infancia feliz, será un adulto feliz y tendrá su propia personalidad, es importante debido a todo lo que se ve hoy en día fomentarles independencia y poder de decisión, que no se dejen influenciar por nadie y que tomen sus propias decisiones responsablemente sabiendo que cada acción tiene una consecuencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*